CONVEAGRO RECHAZA LA PROPUESTA APROBADA POR LA COMISIÓN DE DEFENSA DEL CONSUMIDOR DEL CONGRESO DELA REPUBLICA
CONVEAGRO RECHAZA LA PROPUESTA APROBADA POR LA COMISIÓN DE DEFENSA DEL CONSUMIDOR DEL CONGRESO DELA REPUBLICA
Vie, 17/11/2017

 

ETIQUETADO DE PRODUCTOS

CONVEAGRO RECHAZA LA PROPUESTA APROBADA POR LA COMISIÓN DE DEFENSA DEL CONSUMIDOR DEL CONGRESO DELA REPUBLICA

No se puede permitir que los intereses empresariales están por encima de los derechos del consumidor y de la salud de la población

 

10 RAZONES PARA RECHAZAR LA PROPUESTA APROBADA POR LA COMISION DE DEFENSA DEL CONSUMIDOR DEL CONGRESO

  1.- Los consumidores no tienen formación nutricional y les resulta sumamente complicado leer las etiquetas de los productos procesados y entender sus datos técnicos. Por esa razón la Ley de alimentación Saludable 30021 y su Reglamento aprobado por el Ministerio de Salud aprobó un sistema de alertas muy simple para que hasta un niño de 6 años supiera cuando un producto es alto en azúcar, sodio, grasas trans y grasas saturadas.

 

  2.- Esta propuesta es respaldada por muchísimas instituciones nacionales e internacionales de la salud pública que han hecho llegar al Gobierno y al Congreso su posición para que no se modifique:

  • Organización Mundial de la Salud OPS/OMS
  • Ministerio de Salud del Perú
  • Defensoría del Pueblo
  • Colegio Médico del Perú
  • Colegio de Nutricionistas del Perú
  • Decanos de todos los colegios profesionales del Perú.
  • Plataforma por la Alimentación Saludable- PAS
  • Gobierno Regional de Lima
  • Asociaciones de Defensa del Consumidor
  • 27 reconocidos y prestigiosos científicos y académicos en nutrición del mundo  Red de Universidades Saludables  Etc. 

 3.- El 97% de la población ha dado su respaldo a las advertencias de “Alto en azúcar, sodio, grasas.” propuestas por el Ministerio de Salud, según encuesta de Datum, ya que la encuentran simple y fácil de entender.

 4.- Este sistema de advertencias tipo octágono ha demostrado su eficacia mediante estudios de evaluación que se ha realizado en Chile recientemente, país en que los consumidores reconocieron que con esa información pueden tomar mejores decisiones de compra, lo cual significó que muchos fabricantes comiencen a recudir los niveles de azúcar, sodio y grasas de sus productos para no tener que exhibir sellos de advertencias.

 5.- El sistema de etiquetado propuesto por la industria y aprobado por la Comisión de Defensa del Consumidor, denominado GDA – VDR de colores (Guías Diarias Alimentarias y Valor Diario de Referencia) es un híbrido sumamente complejo y muy difícil de entender.

 

 6.- La cantidad de colores, cifras y porcentajes hace tan compleja su comprensión que según lo explicó el propio Vice Ministro de Salud, por lo menos son 240 combinaciones posibles, eso sin contar con la combinación de cifras y porcentajes, que podrían llegar a varios miles de posibilidades.

 7.- Esta tabla está basada en una ingesta de 2000 kilocalorías que es aplicable para un adulto, pero gran parte de los productos procesados envasados están dirigidos a los niños, que no pueden tener esa ingesta calórica, sino otra mucho menor (1,400 kilocalorias) Eso los induciría a una mayor ingesta de azúcar, grasa, etc. 

 8.- El dictamen aprobado ha eliminado las advertencias sobre “Grasas Trans” contenido en la ley y que son tan perjudiciales para la salud por ser grasas producidas industrialmente mediante un proceso de hidrogenación que elevan el colesterol malo en el organismo.

 

En su lugar solo se dice que si el producto contiene grasas trans deberá advertirlo en su etiqueta de manera destacada, conforme lo establezca el Reglamento. Es decir, tendremos que esperar 4 años más para un reglamento.

 9.- El dictamen establece que el Ministerio de Salud deberá elaborar una propuesta de porciones sobre la base de las cuales se consignará dicha información GDA –VDR tomando en cuenta las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud. Sin embargo, la OMS no recomienda hacer referencias sobre porciones, sino sobre el contenido total 100% ya que de esta manera es mucho más fácil hacer comparaciones entre un producto y otro. Entonces ahí habrá un entrampamiento difícil de salvar, y eso lo sabe perfectamente la industria.

 10.- Finalmente, el Reglamento de la Ley de Alimentación Saludable tardó más de 4 años porque había que pasar por todo un proceso de consultas nacionales e internacionales, según normas de la Organización Mundial del Comercio OMC. Estando ya en la etapa final para poner en plena vigencia esta ley, ahora todo vuelve a fojas cero para comenzar de nuevo el proceso.

 

Texto:  Jaime Delgado