San Martín: Qali Warma repone alimentos en colegios afectados por inundaciones
San Martín: Qali Warma repone alimentos en colegios afectados por inundaciones
Lun, 13/11/2017

El proveedor encargado de distribuir los productos alimenticios del programa Qali Warma en la región San Martín repuso los alimentos para los colegios afectados por las inundaciones registradas en la provincia Picota hace unas semanas.

 
La medida se adoptó luego que el desborde de los ríos Ponaza y Mishquiyacu afectaron los ambientes donde se almacenaban los alimentos que abastecen a 2 instituciones educativas del distrito Tres Unidos y 8 del distrito Shamboyacu, en los cuales hay 985 niños y niñas beneficiarios.
 
 
Ángel López Malaverry, jefe de la unidad territorial Qali Warma,informó que en Picota se atiende diariamente con desayunos y almuerzos escolares a 9, 910 niñas y niños de 171 instituciones educativas.
 
Sostuvo que en San Martín el servicio alimentario en la modalidad productos, Qali Warma en las modalidades de atención productos y raciones entrega cada mes a las instituciones educativas una variedad de alimentos altamente nutritivos para que los padres de familia preparen los desayunos y almuerzos.
 
En la modalidad raciones, las instituciones educativas reciben diariamente leche enriquecida con DHA o leche con cereales acompañados de un componente sólido con o sin panes especiales, panes con derivados lácteos, panes dulces, panes regionales y galletas con kiwicha o quinua, así como huevo duro dos veces por semana.
 
Antes de su distribución a las escuelas públicas, los alimentos pasan por evaluaciones de calidad e inocuidad realizada por personal especializado de Qali Warma en las plantas y almacenes de los proveedores, verificando previamente las condiciones higiénicas sanitarias de los almacenes.


 
Qali Warma San Martín brinda la provisión del servicio alimentario a un promedio de 177,568 niñas y niños de 2,661 instituciones educativas públicas de inicial y primaria, así como las de secundaria ubicadas en comunidades indígenas.
 
Fuente: Andina