Foro analiza estrategias de resistencia y critica modelos de desarrollo rural
Foro analiza estrategias de resistencia y critica modelos de desarrollo rural
Jue, 19/10/2017

Conveagro se encuentra participando del evento más importante de la región andina-amazónica en Bolivia; donde expertos, productores, investigadores y líderes gremiales se encuentran discutiendo el desarrollo rural y el futuro de nuestros hermanos que trabajan la tierra en la región.

Delegados de seis países de la región andino-amazónica pusieron en agenda una nueva dinámica urbano rural, estrategias de resistencia por tierra y territorio, además del impacto del agronegocio y los modelos de autogestión indígena y campesina.

Las nuevas dinámicas urbano rurales, los procesos de resistencia por la recuperación de la tierra y el territorio, así como diversas iniciativas de base para la unidad del movimiento indígena y campesino frente al agronegocio marcaron el debate de la primera jornada del Foro Internacional Andino Amazónico de Desarrollo Rural.

Las ciudades avanzan hacia las áreas rurales al impulso del capital inmobiliario, pero tambièn se registran importantes procesos de retorno al área rural para recuperar tierras productivas, según investigadores y activistas vinculados a la nueva dinámica urbano rural en la región.

"El acelerado crecimiento urbano está provocando el deterioro ambiental y se apropia de los recursos vinculados a la agricultura, generando una cadena de impactos que las gestiones municipales no están tomando en cuenta", aseguró Jorge Albarracín, investigador del postgrado en Ciencias del Desarrollo de la Universidad Mayor de San Andrés (Cides-Umsa).

Por su parte, el geógrafo mexicano Héctor Ávila lamentó que el desplazamiento de las zonas rurales esté casi exclusivamente orientado a construir un alto "confort urbano", en detrimento de espacios tradicionalmente agrícolas.

Ante tales desajustes, Katherine Fernández, activista de la Plataforma de Agrobolsas Surtidas, detalló el impacto de los nuevos vínculos urbano-rurales para dinamizar comunidades de productores que proveen alimentos frescos, inocuos y en circuitos cortos a los consumidores urbanos.

El debate del Foro, que se desarrolla en la ciudad de La Paz con la participación de cerca de 500 delegados de Argentina, Bolivia, Paraguay, Colombia, Perú, Brasil y México, se orientó luego a los complejos procesos de resistencia territorial contra el avance del agronegocio y por la autogestión indígena campesina.

Las demandas de acceso a la tierra y territorio y las amenazas sobre la propiedad colectiva de la tierra, además de las autonomías indígenas, fueron otros ejes que orientaron el debate.

Ruth Bautista, investigadora del Instituto para el Desarrollo Rural de Sudamèrica (IPDRS), dijo que la tierra y el territorio son bienes comunes, pero también son bienes en disputa, como queda evidenciado por los altos niveles de conflicto y el asesinato de indígenas y campesinos que defienden su territorio.

Por su parte el investigador paraguayo, Luis Rojas, aliado del Movimiento Regional por la Tierra y Territorio, explicó que en su país la disputa por la tierra y el territorio “es feroz, cruenta e ilegal” como consecuencia de la expansión del agronegocio y la especulación inmobiliaria. Advirtió que la disputa por la tierra no está resuelta porque “los actores que concentran tierras quieren aumentar la superficie que ostentan y provocan la migración forzada del campo a las ciudades”.

Desde la realidad argentina, Juan Wahren aseguró que la agroindustria constituye la principal amenaza a la vida de campesinos e indígenas porque “transformó la agricultura en una actividad extractiva que cambia lo renovable en un uso no renovable”.

Dijo que allá  donde ocurre la expansión del agroextractivismo, se provoca exclusión porque se promueve una agricultura sin agricultores y se termina expulsando a ampesinos e indígenas de sus territorios.

El debate del desarrollo rural en la región andino amazónica continuará este jueves con una agenda que incluye el análisis de la situación del TIPNIS y los modelos alternativos de producción.

Enlace: