“Sierra y Selva Exportadora tiene que aprender del sector privado cómo se trabaja más que hacer auto propaganda”
“Sierra y Selva Exportadora tiene que aprender del sector privado cómo se trabaja más que hacer auto propaganda”
Lun, 10/07/2017
El problema de los cafetaleros –precios bajos, deuda de créditos, productividad, entre otros- está en agenda y es cada vez más apremiante. Lorenzo Castillo, gerente de la Junta Nacional del Café (JNC), urgió por ello a que las entidades del Estado trabajen de forma expeditiva para solucionar las necesidades de un sector que puede convertirse en un gran problema social.
 
“Las únicas zonas donde no hay expansión de la coca y se ha reducido al mínimo la siembra ilegal son San Martín y Huánuco. Pero en el VRAEM y en Puno la coca se ha expandido y desarrollado tecnología. Estamos sorprendidos y preocupados pues 3.600 kilos de hoja de coca seca se obtienen en una hectárea del VRAEM  contra 500 kilos de café o 600 a 800 de cacao, no podemos seguirnos engañando”, sostuvo. 
 
En ese propósito recordó que semanas atrás escuchó al gerente de Sierra y Selva Exportadora (SSE)  explicando su política en temas de café y que había quedado muy preocupado, pues este programa estatal, cuyo objetivo es desarrollar oportunidades comerciales para sectores de pequeños productores, tomó como estrategia principal ampliarse sin consistencia.
 
“Más que generar procesos que otorguen capacidades, genera dispersiones, y eso es un tema de trabajo, un rol que debe redefinir Sierra y Selva exportadora. Esta institución tiene que aprender del sector privado cómo se trabaja más que hacer auto propaganda de resultados que no son muy ciertos. Hoy habla del programa ‘Cafetea Perú’, está yendo a visitar cooperativas y las promociona como si fuera su trabajo cuando recién está aprendiendo el tema. Eso no ayuda a desarrollar procesos; creo que debemos sentarnos con ellos y el sector privado, y discutir cómo esos recursos pueden tener mayor impacto”, señaló. 
 
Agregó que Sierra y Selva Exportadora cruza sus funciones con otras instituciones como Promperú. “Es poco serio para el país que mantengamos estas instituciones que más que apoyo generan confusión. Y en el caso del café es patético”, sentenció.
 
Finalmente, Lorenzo Castillo recordó que según cifras del propio Ministerio de Agricultura y Riego, las condiciones de producción para los cafetaleros hoy no permiten asegurarles ingresos suficientes. Detalla, por ejemplo, que el café pergamino tiene un precio de S/ 5.50 por kilo, pero producirlo cuesta más de S/ 9, lo que determina pérdidas para el productor, que ni siquiera valoriza su mano de obra. 
Enlace: